Actualidad

lipoescultura, tratamientos corporales, liposucción, abdominoplastia

Los tratamientos más frecuentes para el verano

El verano es la época del año en la que más mostramos nuestro cuerpo y esto puede revelar muchas de las inseguridades que tenemos respecto a nuestro aspecto físico. De hecho, es en verano cuando las consultas de cirugía plástica tienen más demanda. ¿Quieres saber qué procedimientos son los más solicitados?

  1. AUMENTO DE MAMAS

Las alteraciones en la forma y el tamaño de la mama pueden provocar insatisfacción y es muy frecuente que el verano ponga de manifiesto ciertas imperfecciones a las que el resto del año no prestamos tanta atención.

Con una cirugía de aumento de mamas adecuada éstas pueden solucionarse de una forma relativamente rápida. Para ello, es fundamental acudir a un profesional cualificado y con experiencia, que sepa elegir el volumen y diseño del implante, adaptado a las características y proporciones de cada paciente. El objetivo es un resultado natural con el que se mantenga una armonía corporal.

Es una intervención requiere reposo relativo ya que el paciente tendrá limitaciones en lo que respecta a la realización de actividades y ejercicios físicos que impliquen el uso del músculo pectoral. Sin embargo, se estima que en unos 15 días se podría recuperar la rutina habitual.

  1. LIPOSUCCIÓN DE ABDOMEN Y FLANCOS, PARA AMBOS SEXOS

La liposucción o lipoescultura, dependiendo de si la grasa se localiza en una o varias zonas, es una técnica empleada para combatir el exceso de grasa. Se lleva a cabo introduciendo una cánula conectada a una máquina de vacío en la zona a tratar, lo que permite llevar a cabo la aspiración de la grasa. Con esta técnica se consigue corregir y remodelar el contorno corporal proporcionando así una apariencia más armoniosa. No se trata de un método para perder peso, mejorar la celulitis o reducir las estrías, con la liposucción lo que se consigue es eliminar los depósitos de grasa en zonas localizadas como las caderas, la cara interna de las rodillas, la cara interna de los muslos, etc.

No suele ser un proceso molesto ni doloroso más allá de unas simples agujetas, por lo que la recuperación es inmediata y prácticamente en un par de días podrá recuperar su habitual rutina.

  1. ABDOMINOPLASTIA

La cirugía del abdomen o abdominoplastia es la operación consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la separación o diástasis de la musculatura abdominal. Habitualmente los pacientes suelen ser personas que han tenido un aumento de peso y una posterior pérdida como por ejemplo mujeres que han tenido varios embarazos. Con esta cirugía se consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

La recuperación no es dolorosa pero sí molesta por la tensión de la cicatriz. Los primeros días se necesitará ayuda para levantarse y acostarse sin esfuerzos y no podrán realizarse ejercicios que impliquen la musculatura abdominal hasta varios meses después de la cirugía.