Actualidad

mamoplastia, aumento de pecho, reducción de pecho, aumento de mama, reducción mamaria, sevilla

OPERACIONES ESTÉTICAS DE CARA AL VERANO

La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) ha asegurado en varias ocasiones la existencia de un incremento de las intervenciones estéticas en los meses previos al período estival. Y es que el aumento supone hasta un 30%. El dato de que hasta el 60% de las operaciones de cirugía estética totales se realizan en los meses primaverales, resulta abrumador.

¿Cuáles son las razones de esto?

Pues bien, principalmente, esa necesidad de una actuación rápida que pueda paliar todas aquellas promesas rotas y propósitos sin cumplir que se hicieron en enero. ¿Quién no se ha propuesto alguna vez hacer ejercicio y seguir una dieta equilibrada para conseguir un cuerpo 10 en verano? ¿Y cuántos lo hemos cumplido? Es por esto por lo que someterse a una intervención estética puede ser el mejor aliado.

Además, el verano es la época en la que se está más expuesto, cuando más quedan al descubierto aquellas inseguridades y complejos. Muchas veces, esto supone el empujón final.

Respecto a la previsión, la elección de los meses de abril y mayo no son casualidad. Realizando la operación estética en estos meses, uno se asegura un postoperatorio que finaliza parcial o totalmente para los inicios de verano. No se recomienda solapar el verano con un postoperatorio, ya que las actividades que se llevan a cabo durante este periodo son incompatibles con la recuperación. Por ejemplo, tomar el sol o bañarse en la playa.

Pero, ¿cuáles son las más demandadas?

Aumento de pecho

Siendo la intervención más demandada por las mujeres en todo el mundo (1.677.320 anuales), de cara al verano se incrementa aún más. Consiste en implantar unas prótesis que aumentan el pecho y le dan forma.

Tras esta operación se recomienda evitar el sol durante unos tres meses, además de la utilización de un sujetador.

Liposucción

Intervención que busca la reducción de grasa corporal; mediante una incisión se introducen cánulas para aspirar la grasa. Las zonas más demandadas previamente a verano son el abdomen y la zona lumbar ya que en ellas reside el mayor incremento o no de peso.

Tras esta operación, también es necesaria una faja durante aproximadamente un mes.

Abdominoplastia

Se busca el famoso “vientre plano”. En verano es una de las zonas que se exponen más de lo normal, por lo que la búsqueda de la perfección en ella es muy demandada.

Consiste en la extirpación de grasa y piel que haya en exceso. Tras la intervención el cuidado de la piel requiere un cuidado extremo, por lo que la exposición al sol debe evitarse al máximo, así como una faja compresiva durante mes y medio.

En resumen, queda claro que, aunque no es del todo incompatible el someterse a una intervención estética en pleno verano, hay que evitar realizarlo en los mese de calor y hay que extremar las precauciones.

Lo mejor para lucir los resultados de una buena cirugía estética es la adecuada y correcta planificación de ésta. Realizarla en los meses previos al verano es la mejor opción ya que permitirá, principalmente, una buena recuperación y, además, unos resultados finales y satisfactorios.

En cualquier caso, la doctora Prieto le dará las indicaciones necesarias para poder aconsejarle y planificar todo a su gusto, adaptándose a sus necesidades y situación.