El término Blefaroplastia o cirugía de los párpados comprende todas las intervenciones médicas para corregir los párpados envejecidos. Es uno de los procedimientos más comunes que se realizan en cirugía plástica. Esto no es sólo porque los párpados, en general, sean una de las primeras zonas faciales que envejecen y más se notan sino también porque su corrección es relativamente sencilla y el paciente se recupera muy pronto.

 


¿En qué consiste?

El exceso de piel en el párpado superior puede llegar a causar la caída del párpado superior sobre el ojo, llegando incluso a dificultar la visión… Con frecuencia, provoca un aspecto cansado, agotado, como si los ojos perdieran brillo. Las mujeres tienen problemas para maquillarse. Una queja frecuente es que el lápiz de ojos se inclina y causa una doble línea.

Pero el exceso de piel puede causar también otros problemas subjetivos tales como sensación de cansancio cuando el peso de la piel dificulta la apertura ocular o cuando la caída de la piel llega a interferir la visión. El músculo frontal compensa esta caída contrayéndose para elevar las cejas, lo cual puede hacer que se incrementen las arrugas en la frente.

En ocasiones hay un exceso de grasa en el párpado superior que lo hace abultado y grueso.

A la extirpación de la piel y la grasa del párpado superior se le denomina blefaroplastia superior.

El resultado de una blefaroplastia superior es una mirada despierta y juvenil, así como una frente relajada y subjetivamente menos apariencia de cansancio.

Cuando se afecta el párpado inferior, la queja de los pacientes en la mayoría de los casos, son las bolsas bajo los ojos. Estas bolsas de grasa son causadas por la protusión de la grasa orbitaria.

Puede ocurrir a una edad temprana, como herencia, y es debido a una debilidad de la estructura que retiene la grasa del ojo en la cuenca ocular. En estos casos el cirujano puede quitar fácilmente el exceso de piel del párpado sin dejar cicatriz visible usando una vía de abordaje conjuntival.

Con la edad, la piel y el sistema de suspensión del ojo se debilitan. El cirujano puede eliminar el exceso de fiel y fortalecer la suspensión del ojo tal como hace con el párpado superior.

Para hacer esto hay varias técnicas posibles. El cirujano plástico se los explicará y realizará el más adecuado para cada paciente.

La corrección del párpado inferior se llama blefaroplastia inferior y el resultado es también un aspecto menos cansado y menos hinchado y mayor tensión en este párpado inferior. En algunos casos es suficiente eliminar la grasa del párpado inferior y tratar la piel con Láser Erbium.

Consultar

.


La Cirugía

Antes de la cirugía, el cirujano tomará algunas fotos para poder comparar los resultados tras la intervención y se le darán las indicaciones necesarias, así como las prescripciones de los medicamentos que tiene que tomar los días previos a la cirugía. Si tiene lentes de contacto, no las podrá usar hasta una semana después de la intervención y deberá llevar gafas todo ese tiempo. Esto no solo se recomienda por higiene, sino porque la manipulación palpebral al ponérselas y quitárselas puede causar problemas tras la cirugía.

La visión es borrosa tras la intervención, por lo que no se podrá conducir.

El paciente debe informar al cirujano de los posibles problemas oculares que tenga (tales como glaucoma, ojo seco…) así como otras cirugías de ojos o párpados que se haya realizado con anterioridad. También debe informar si tiene problemas de tiroides, de coagulación o de tensión alta.

Antes de realizarse la blefaroplastia, puede ser conveniente en algún caso que el oftalmólogo realice un estudio rutinario para estudiar su visión, la producción de lágrimas o la tensión ocular.

Durante el procedimiento, se marcarán las líneas de incisión en la piel de los párpados y las áreas en las que protuye la grasa. La enfermera le acompañará después al quirófano y le limpiará la cara para desinfectarla. Se le cubre con paños estériles alrededor de la cara. Todo esto se realiza en un ambiente agradable en el que se le explica paso por paso lo que se va a hacer.

Para su información la blefaroplastia puede hacerse junto a otros procedimientos quirúrgicos tales como el lifting y otras técnicas de rejuvenecimiento facial (láser erbium…) Tanto el párpado superior como el inferior pueden ser tratados durante la misma intervención o por separados.

La cirugía de los párpados se realiza normalmente bajo anestesia local con o sin sedación que adormece la zona alrededor de los ojos durante unas dos horas. El cirujano inyecta el anestésico en el tejido subcutáneo como en el dentista. El paciente nota un pinchazo y una leve quemazón que ceden inmediatamente.

Como se ha mencionado anteriormente, el exceso de piel del párpado superior debe ser corregido mediante una blefaroplastia superior. El cirujano extirpa una elipse de piel sobrante, con una tira de músculo orbicular que está justo debajo de la piel. Si el párpado está además abultado o abombado por la grasa subyacente, entonces ésta también se elimina. El paciente debe permanecer con los ojos cerrados durante la intervención. No sentirá dolor gracias al efecto de la anestesia local.

Puede sentir como el cirujano le toca la cara y los párpados, pero no dolor. Después de la cirugía, las incisiones se cierran con suturas finas. Tres días después, la piel habrá cicatrizado y las suturas se podrán retirar.

Las bolsas de grasa bajo el párpado inferior son más comunes. Se corrigen con una blefaroplastia inferior. Si la grasa es el único problema y la piel mantiene aún su elasticidad, es suficiente eliminar la grasa subyacente sin necesidad de extirpar piel. Este proceso se denomina blefaroplastia transconjuntival. El cirujano realiza incisiones en la conjuntiva del párpado inferior y extirpa la grasa. Las heridas internas cicatrizan en un par de días y no suele quedar cicatriz visible.

La piel del párpado inferior con frecuencia está debilitada y con pérdida de la elasticidad. En estos casos es necesario tensarlo. El cirujano realizará una incisión justo debajo de las pestañas. Cuando cicatrice no se notará la incisión. A los tres días se retiran las suturas.

A veces no sólo está debilitado el párpado sino también el pequeño tendón que suspende el párpado en la órbita. El ojo se redondea y pierde la forma y aspecto juvenil por lo que en estos casos puede ser necesaria una maniobra para tensar, lo que se denomina cantopexia. Una rara complicación es el ectropion. Es una eversión del párpado inferior. Para saber si se tiene riesgo de ello cirujano tirará hacia abajo del párpado inferior durante unos segundos y se mide el tiempo el tiempo de retorno a la posición inicial. Si se retrasa, el cirujano decidirá si realiza la blefaroplastia junto con una cantopexia o no (cantopexia es la sujeción del tendón externo del párpado). Esto no complica la intervención ya que el tendón es accesible a través de las incisiones realizadas para la blefaroplastia. De esta manera se evita el riesgo de ectropion después de realizar una blefaroplastia.

Consultar


Recuperación

Después de la cirugía el cirujano aplica una máscara ocular refrescante para reducir la hinchazón. Si no aparecen problemas, el paciente puede volver a casa.

Una vez en casa, es mejor que el paciente descanse con la cabeza elevada al menos durante un par de horas. Se puede aplicar compresas limpias sobre los ojos y una bolsa plastificada de agua con cubitos de hielo sobre ella.

Evitar actividades intensas y no se incline o agache para evitar el aumento de la presión arterial que causaría un aumento del riesgo de sangrado.

La hinchazón dura como máximo dos días tras la intervención y desciende después de tres o cuatro días.

Los párpados del paciente se tornarán azul debido a la inevitable equímosis pero los moratones disminuirán gradualmente, cambiando el color a verde y amarillo hasta desaparecer en una semana aproximadamente.

Mantenga las heridas secas hasta que se retiren las suturas. Si es necesario que le ayuden a lavarse el pelo. Puede retirar los coágulos y costras con algodón y agua corriente.

Las suturas se retirarán a los tres o cuatro días. Desde entonces se puede maquillar, preferiblemente con productos sin aceites /basados en agua. Es mejor escoger crema de día con matiz amarillento que ayuda a disimular el color azul.

En teoría puede volver a trabajar tan pronto como la hinchazón desaparezca. Sentirá sus párpados más tensos que normalmente durante un par de semanas. Puede comenzar a masajear las heridas con las puntas de los dedos después de dos semanas y mejorará la flexibilidad. Su cirujano le dirá como hacerlo.

Consultar