Intervención que corrige las alteraciones y deformidades de las orejas. Por mal posicionamiento, situación más alejada de lo deseable, concha excesivamente alta, etc.


¿En qué consiste?

Las técnicas quirúrgicas son variadas y dependerán de la corrección que precise.Es una cirugía que se suele realizar desde temprana edad pudiéndose llevar a cabo a partir de los 5 años. En niños pequeños suele ser necesaria anestesia general, mientras que en los mayores y adultos basta anestesia local con o sin sedación. Se extirpa una elipse cutánea en la parte posterior del pabellón auricular, se accede al cartílago y en función de la indicación, se moldea con puntos o se realiza su rayado. Puede ser preciso eliminar una semiluna de concha auricular.


¿A quién va dirigido?

  • Pacientes con deformidad del pabellón auricular
  • Pacientes con malformaciones auriculares
  • Pacientes con alteración en la forma de las orejas (orejas despegadas, ansiformes…)


Recuperación

No precisa ingreso hospitalario y el paciente puede regresar al domicilio en cuanto esté recuperado. 
Los primeros 5 días llevará un vendaje que posteriormente sustituirá por una felpa que protege la zona en cuestión durante los 10 días siguientes, incluso para dormir.
Es posible notar algún tipo de molestia durante los primeros días.