Actualidad

AÑO NUEVO, NUEVOS PROPÓSITOS y NUEVA ESTÉTICA

Comienza el nuevo año y enero es el mejor momento para plantearse los cambios estéticos que mantengan a raya el paso del tiempo y los excesos navideños.

 

Como muestra el estudio anual de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery (Isaps) el primer mes del año crecen las consultas en referencias a intervenciones estéticas que nos ayuden a mantener el “tipo” de cara al buen tiempo. Así, la mamoplastia y las cirugías de contorno corporal, como liposucción y abdominoplastia, se posicionan en los primeros puestos en el ranking de intervenciones estéticas más demandadas en invierno, con un crecimiento del 6,1% y el 9% respectivamente en comparación con el año pasado.

Estas técnicas, como la liposucción o lipoescultura, consiguen remodelar y corregir el contorno corporal, dando una apariencia más armoniosa sin necesidad de ingreso hospitalario. A lo que añade la Doctora Prieto: “no suele ser un proceso molesto ni doloroso más allá de unas simples agujetas, por lo que la recuperación es inmediata y prácticamente en un par de días podrá recuperar su habitual rutina.

La llegada del buen tiempo y las festividades como la Feria de Abril, propician que, sobre todo las mujeres, quieran mejorar su cuerpo y opten por complementar un estilo de vida saludable con este tipo de cirugías. Y es que el factor psicológico juega también un papel importante en esta toma de decisiones, necesitamos sentirnos mejor con nosotros mismos y ésta es una solución a esta necesidad.

También invierno es la época más recomendada para realizar cualquier intervención de este tipo, ya que el frío ayuda a la cicatrización y agiliza la recuperación que, aunque no se estima dolorosa ni molesta, sí que requiere de aproximadamente dos meses para que la piel se adapte al nuevo volumen y que, de esta manera, disfrutemos de la feria y la playa sin problemas.

En definitiva, 2020 es el año y enero es el mes para empezar a verse bien.