Actualidad

LA CIRUGÍA ESTÉTICA, UN SECTOR EN ALZA

Es un hecho que a todos nos gusta vernos bien. Es por ello que, durante este 2020, el sector de la cirugía estética verá aumentar su demanda.

Este mercado ha sido copado, principalmente, por mujeres pero cada vez más hombres se muestran interesados por mejorar su aspecto físico. Esta ampliación del público interesado por los retoques estéticos, probablemente, está muy relacionada con la gran accesibilidad a la información que, actualmente, poseemos.

Cualquier persona interesada en una intervención estética cuenta con la información necesaria en las páginas webs de los diferentes centros en los que se realizan este tipo de técnicas. Un ejemplo de ello es el caso de la Doctora Prieto. En su página web no solo explican el procedimiento de las diferentes intervenciones, sino también el tipo de público al que están dirigidas y el proceso de recuperación.

Además, también está a disposición de los usuarios multitud de contenidos en los que diferentes personalidades relatan sus experiencias tras una intervención estética, lo cual ha favorecido la eliminación de los tabúes a la hora de hablar de este tema.

Por otro lado, la evolución de la medicina estética hace posible que ya no solamente estemos interesados en las intervenciones corporales más comunes como la mamoplastia o la liposucción, sino también la abdominoplastia o el rejuvenecimiento facial. En relación con este último, el rejuvenecimiento facial, existe una creciente preocupación por la eliminación de la papada.

Tanto mujeres como hombres se ven afectados con mucha frecuencia por este problema debido a la existencia de bandas en el cuello, la flacidez y el descolgamiento, y en otros casos, el exceso de grasa y/o de piel. Esto puede solventarse de una manera más o menos sencilla, dependiendo del caso que se nos plantee. Las intervenciones que se aplican en este caso son un lifting cervicofacial, una cervicoplastia, la cual elimina el exceso de piel y grasa mediante una cicatriz en la parte inferior del cuello, o una liposucción y resección cutánea.

Este procedimiento puede realizarse tanto con anestesia local como con la sedación total del paciente, y no suele requerir de ingreso hospitalario. El proceso de recuperación de esta intervención es bastante sencillo. El paciente deberá llevar un vendaje los primeros días y posteriormente una felpa. La incorporación a la vida cotidiana varía en función de la técnica empleada durante el procedimiento, y puede llevar desde una semana a diez días (en el caso del lifting), a un par de días (en el caso de la liposucción).

En definitiva, gracias a los avances de la tecnología y de la medicina, las intervenciones estéticas son cada vez más comunes, tanto en hombres como en mujeres; están mejor aceptadas socialmente; así como también son menos invasivas, por lo que el proceso de recuperación es mucho más cómodo y rápido.